RESERVAS

Bienvenido al Hotel Croce di Malta...

Su estructura representa la armoniosa fusión entre las formas renacimentales toscanas y las soluciones arquitectónicas contemporáneas...

Hotel Croce di Malta Florence

Las 98 habitaciones están decoradas según los conceptos de la elegancia más clásica...

Hotel Croce di Malta Florence

Las tres salas de reuniones son cómodas y realmente únicas complementi d’arredo e di design...

Hotel Croce di Malta Florence

La cocina tradicional toscana se conjuga con la cocina internacional...

Piscina

El hotel encierra un espléndido jardín con piscina, una alhaja preciosa en el casco histórico de Florencia. Entre magnolias y glicinas se podrá gozar de tranquilidad y relax, tomar sol y refrescarse en el agua de la piscina. Desde la última planta se accede a la amplia terraza panorámica: otra característica envidiable del hotel dónde en las jornadas soleadas, el servicio bar servirá el aperitivo. La amplia terraza panorámica constituye otra de las peculiaridades del Hotel Croce di Malta.

El Hotel Croce di Malta surge a pocos pasos del río Arno y de la estación ferroviaria de Santa María Novella...

Escenario Sugestivo

Desde aquí la mirada abarca un escenario sugestivo a 360 grados, desde dónde se podrán contemplar las formas elegantes y refinadas del Duomo que se recortan sobre el fondo de las colinas florentinas, el color rojo de la cúpula de Brunelleschi, la blancura de los mármoles con toques de verde de la espléndida fachada de Santa María Novella, con su esbelto campanario románico-gótico.

Escenario Espléndido

Al atardecer, en este escenario espléndido, se presentarán todos los matices del rojo, del amarillo y del oro que se desprenden de los techos y de las fachadas de los edificios.

Lugar Ideal

Situado en la vieja Florencia, a pocos pasos de la iglesia de Santa María Novella, el Hotel Croce di Malta es el lugar ideal para descansar después de una intensa jornada de trabajo, un congreso importante o una exhaustiva visita a los monumentos florentinos. El hotel surge en lo que hasta mediados del siglo XIX era el antiguo convento de las Hermanas de la Caridad, dónde se daba acogida a las “jóvenes honestas y pobres” de Florencia.

Edificio de época Romana

El convento fue construido sobre un edificio existente de época romana. De este edificio provienen las esculturas, los relieves marmóreos y la espléndida columna coronada por un capital jónico que pueden ser admirados en los varios ambientes del hotel. Su estructura representa la armoniosa fusión entre las formas renacimentales toscanas y las soluciones arquitectónicas contemporáneas.